¿De la cantera a la NBA? Rodions Kurucs se presenta al Draft

Sin hacer mucho ruido y casi de repente, el letón ha decidido que quiere jugar con los mejores y que quiere hacerlo cuanto antes. No obstante, no se descarta que se quede unos años más en el Barça

Kurucs en su debut en Euroliga | Foto: ACB

La NBA vuelve a aporrear la puerta del FC Barcelona Lassa para llevarse a otra joven promesa. Según ha informado el representante de Rodions Kurucs a través de Twitter, el letón está dispuesto a presentarse al Draft 2017, donde ya le sitúan como un posible TOP-20.

De momento está colocado en las posiciones 22 y 23, aunque todavía podría escalar más puestos. Y es que a pesar de su corta experiencia en el baloncesto europeo, el alero de 2’04 metros presenta unas condiciones y un talento formidables. Un privilegiado que ya sueña con hacerse un hueco entre los mejores.

Apenas acaba de debutar en la Euroliga (24 de marzo contra el Estrella Roja) y sus números en el ‘B’ no están muy allá: 9’5 puntos y 2’8 rebotes en 21 minutos por partido. Pero su proyección es tremenda y eso lo sabe bien el Barça, que seguramente hará todo lo posible por retener un poco más al jugador.

Por mucho que se presente para ser elegido, Rodions Kurucs podría optar por quedarse algún tiempo más entre los culés. Pero esto tampoco resulta demasiado alentador si se atiene a dos de los casos más recientes: Álex Abrines y Mario Hezonja. Dos grandes joyas que, a pesar de su calidad, estuvieron marginados en la rotación de Xavi Pascual debido a su posible salida hacia la NBA.

¿Posible destino?

Pero hay más. Y es que los Brooklyn Nets están tratando de pescar en Europa. Entre sus objetivos, más allá del consagrado Milos Teodosic, se encuentran varios jugadores de enorme potencial entre los que figura el joven ‘3’ blaugrana. Sin duda, esta franquicia sería un destino interesante puesto que tendría más minutos a su disposición y podría crecer con tranquilidad. Solo hay que mirar el caso de Bojan Bogdanovic, ahora en los Wizards.

No obstante, todo esto son meras especulaciones dentro de una larga lista de candidatos. Lo único real es que Kurucs quiere jugar en la mejor liga del mundo. Sin embargo, antes debería sopesar si tal vez es demasiado pronto como para dar el salto, puesto que por ahí pulula un tal Juan Carlos Navarro al que no le fue demasiado bien y que, como no, puede aconsejarle.

Caiga en la franquicia que caiga (seguramente una de las que está disputando playoffs), su futuro más inmediato dependerá en gran parte del hueco que pueda tener en la plantilla. Irse a calentar banquillo a tan corta edad puede ser fulminante para su carrera, y más cuando apenas se ha fogueado en Europa.