Keylor Navas, ante un duro examen en El Clásico

El gruardameta costarricense está en su peor momento como madridista y se enfrentará en el Clásico a una dura prueba que puede marcar su presente y su futuro

Keylor Navas rechazando un balón durante el Clásico de la primera vuelta / twitter

Keylor Navas hizo que a muchos madridistas no les importara el hecho de que David De Gea finalmente no fichara por el Real Madrid el último día del mercado estival de 2015. El tico era el hombre de la portería blanca y con una fantástica campaña hizo olvidar el frustrado fichaje del meta madrileño.

Sin embargo, esta temporada el rendimiento de Navas ha caído y se ha convertido probablemente en la pieza más débil del ajedrez madridista. El centroamericano no pudo iniciar el curso debido a unos problemas en el tendón de Aquiles que hicieron que pasara por el quirófano a principios del verano para que no se agravara su lesión. La intervención y su posterior recuperación hicieron que el guardameta se perdiera la Copa América Centenario con su selección y el primer mes y medio de competición con el Real Madrid.

El 2 de octubre reapareció por fin en el partido de liga ante el Eibar en el Bernabéu. Pese al buen rendimiento de Kiko Casilla en su ausencia, Zidane apostó por la pantera a partir de ese momento para la Liga y la Champions. Sin embargo, desde el inicio Keylor no demostró haber recuperado la confianza que había exhibido con creces en las anteriores temporadas.

Un Keylor Navas desconocido

Esa falta de confianza se ejemplifica en la inseguridad en la toma de decisiones del meta, al que le cuesta imponerse en los balones aéreos que aterrizan en el área madridista. Además, el costarricense está teniendo problemas en la colocación, lo que hace que los buenos reflejos, que sí conserva, muchas veces no le sirvan para evitar goles.

El arco del Real Madrid pesa mucho y Keylor Navas parece estar siendo víctima de esa presión, que ya se ha cristalizado en forma de pitos para el meta en varios partidos de la temporada. Por ello el cuadro merengue parece estar ya pensando en un recambio en la portería para el próximo verano. Ya han sonado con fuerza nombres como De Gea, Courtois o el joven Donnarumma.

La pantera tiene el domingo una prueba importante de cara a su presente y su futuro. El tico, que no sabe lo que es ganar al Barcelona en el Bernabéu, se calzará los guantes en un duelo de máxima exigencia ante los blaugranas con el objetivo de redimirse y hacer cambiar de opinión a la grada y a los dirigentes del Madrid. Keylor está ante su última reválida y será vigilado en el partido de los partidos. Si cuaja una actuación sobresaliente podría apurar sus opciones de continuar en la casa blanca o al menos mantenerse en un club de élite.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here