Sporting: Juanele, un continuo problema

El ex jugador del Sporting, Tenerife y Zaragoza cumplirá condena en la prisión de Villabona por un delito de violencia de género

Juanele disputa un balón contra el Real Madrid en su andadura en el Zaragoza.

Juan Castaño Quirós, más conocido como Juanele, ha ingresado de nuevo en la prisión de Villabona según ha dado a conocer RTPA.  Cumplirá condena de manera voluntaria después de que el Consejo de Ministros rechazase concederle un indulto por agredir con un bate de béisbol a su ex pareja en una peluquería de Gijón. Los hechos se produjeron en 2015 cuando el propio susodicho, habiendo ingerido bebidas alcohólicas previamente, entró en el establecimiento y amenazó a su ex pareja a la par de causar varios destrozos graves. Todo en presencia de la hija de ella, de tan solo ocho años.

El que fuera internacional español ya fue detenido en dos ocasiones en la década pasada y cumplió otra condena, también por malos tratos, aunque en aquella ocasión a una pareja anterior. Además, la sentencia reconocía que Juanele padecía “una patología dual con la coexistencia de trastorno por dependencia al alcohol y trastorno de la personalidad de inestabilidad emocional de tipo impulsivo y trastorno bipolar confirmado en 2007”, por lo que tiene reconocida una invalidez de por vida.

Es por este diagnóstico que el ex jugador está ingresado en un módulo terapéutico de la cárcel donde deberá cumplir el tiempo que le queda hasta completar la condena.

Metido en problemas desde siempre

Fue un hombre que por donde pasaba dejaba huella, sobre todo en horarios nocturnos. Alternaba su vida de futbolista de élite, en la que logró dos Copas del Rey entre otros, con la fiesta y el alterne. Ya tuvo un disgusto en 2008 cuando por una ingesta de fármacos tuvo que pasar por UCI estando bastante cerca de la muerte.

Entró en una depresión al colgar las botas del mundo del fútbol, a la par que tenía alardes de mala suerte por el camino. Se le condenó a tres meses de cárcel por una pelea en un bar. Esto sumado a que queriendo romper el retrovisor del coche de su ex pareja por un enfado, se equivocó de vehículo y tuvo que entrar en prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here