Franco Flores, qué bueno que viniste

    El joven central argentino Franco Flores es el último refuerzo del Lleida Esportiu para la defensa. Tiene experiencia en la primera división de su país  ahora quiere una segunda oportunidad después de quedase sin hueco en la plantilla de Argentinos Juniors

    Un pequeño charco y más de 10.300 kilómetros es lo que separan Buenos Aires del Camp d’Esports de Lleida. Desde la capital argentina, Franco Flores va a tener que coger un vuelo transoceánico para convertirse en nuevo jugador del Lleida Esportiu para la próxima temporada— con opción a otra más— y apuntala una parcela defensiva de su compatriota Gustavo Siviero a la que le quedan los últimos retoques antes del inicio liguero el 21 de agosto.

    El central argentino aterriza en la capital del Segrià para enrolarse en su primera aventura internacional. Desde que debutara con el primer equipo de Argentinos Juniors en 2012 no ha salido de allí y el Lleida Esportiu le dará la oportunidad de recalar en un viejo continente siempre pendiente de las gangas del mercado sudaméricano, que ven en Europa la oportunidad de dar un paso más allá en su carrera, aunque Franco Flores deberá empezar desde abajo y escalar poco a poco desde la categoría de bronce del fútbol español.

    El futbolista tiene experiencia en la Primera División de su país, pues jugó 25 partidos en las últimas cuatro campañas en el vestuario local del Estadio Diego Armando Maradona de Argentinos Juniors. Sin embargo, Flores nunca se asentó en el once del cuadro capitalino. No terminó de explotar con la camiseta de El Bicho y ahora buscará en Lleida los minutos que Gabriel Heinze no iba a darle en la Nacional B, la Segunda División. Además, el central también pasó por las filas del Douglas HaigBrown de Adrogué en calidad de cedido.

    Franco Flores, petición de Gustavo Siviero

    El zaguero ha sido una de las peticiones expresas de Gustavo Siviero para completar la plantilla azul. El argentino no le pierde ojo a las competiciones de su país y entre los descartes del fútbol argentino el técnico se fijó en Franco Flores. El central, que también puede desenvolverse en el lateral, aportará el carácter y la garra a una defensa ilerdense desde la que Siviero quiere construir un equipo ganador. Tomó nota de la escuadra que montó Idiakez a través de un bloque defensivo duro,siendo amigo siempre del balón, y el flamante entrenador azul tendrá en su compatriota un auténtico ‘jefecito‘ a pesar de su juventud.

    Flores destaca por su contundencia, un tipo expeditivo y con pelotas, su buena capacidad de anticipación y por su juego aéreo en ambas áreas. No es que sea un central goleador pero su 1’86 metros de altura le convierten en una seria amenaza en las jugadas a balón parado y en un cerrojo por arriba cuando hay que defender. Además, es rápido al cruce y es capaz de sacar la pelota jugada— con ambos pies porque es ambidiestro—  con mucho criterio. No se esconde en la cueva, un defensa central con mucho futuro por delante pero de la vieja escuela argentina.

    DEJA UNA RESPUESTA

    Please enter your comment!
    Please enter your name here