Atlético de Madrid: Un ‘Fair Play’ europeo que vale unas semifinales

El cuadro rojiblanco hace olvidar su identidad más violenta, convirtiéndose en el cuadro con menos promedio de faltas por partido de los participantes de esta Champions 2016/2017

A semifinales a base de juego limpio | Atlético de Madrid

El Atlético de Madrid es el equipo más limpio en esta edición de la UEFA Champions League a pesar de su intensidad, presión y estilo de juego es el club que menos faltas y amonestaciones ha recibido en sus diez encuentros de la máxima competición continental.

En temporadas anteriores, al conjunto rojiblanco se le reconocía el demérito en el continente como el conjunto más duro y violento como en la Liga 2014, que consiguieron alzar como campeones, venciendo en la última jornada al FC Barcelona. Pero actualmente los del Calderón están dando una lección de juego limpio y demostrando que aquellos que les criticaban y les critican sin sentido, están en un inmenso error.

Un equipo qué, como ha expresado Savic en una entrevista, no se da por vencido y no se rinden con facilidad. Los colchoneros requieren de un juego intenso e inteligente a través de faltas tácticas en el que cortar el juego ofensivo del rival cuando es superado contra clubes como el Barcelona, Real Sociedad, Celta de Vigo o  Bayern de Munich. 

De esta manera, el Atleti ha sido zarandeado por su manera de jugar y afrontar los partidos contra los equipos que desarrollan un juego más de posesión y menos directo como es el conjunto bávaro. Arturo Vidal, uno de los más críticos, en varias ocasiones ha ninguneado a los del Cholo, que desde que llegase al banquillo ha implantado una identidad reconocible.

Solidez

En su enfrentamiento con el Leicester City, los jugadores entrenados por Diego Pablo Simeone volvieron a mostrarse con esa condición de equipo limpio. En ambos partidos tanto en el Vicente Calderón como en el King Power Stadium los pupilos del técnico argentino no fueron amonestados. En el feudo inglés, tuvieron que resistir al juego directo y aguantar el asedio que duró quince minutos en los que los zorros, tras el gol de Vardy, no encontraron ningún resquicio para reducir distancias en la eliminatoria.

Un nivel defensivo excelente con ocho faltas por partido en Champions League habla muy bien del trabajo del cuerpo técnico en la parcela defensiva.

Por lo que estas estadísticas impiden que aquellos que calificaron en su día al Atlético de Madrid sigan considerándolo como los violentos del fútbol español.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here